Biografía

ESBOZOS BIOGRAFICOS

Artículos, ensayos y opiniones sobre la biografía de Ramón Amaya Amador

Aniversario de la repatriación de los restos de Amaya Amador

Llegada de las cenizas de Ramón Amaya Amador a HondurasEl 21 de septiembre 1977, hace 35 años, arribaron a Honduras las cenizas de Ramón Amaya Amador, fallecido once años antes en un accidente de aviación en Bratislava, Checoslovaquia.

El recibimiento fue multitudinario. Miles de personas esperaban en Toncontín y acompañaron la urna en el velatorio en la sede de la Federación Central de Sindicatos de Trabajadores Libres de Honduras (FECESITLIH).

Reproducimos la crónica de la jornada publicada en diario Tiempo el Jueves 22 de septiembre de 1977

Leer más...

Aniversario nacimiento de Arminda Funes

Arminda Funes

Arminda Funes, esposa de Ramón Amaya Amador, nació el 7 de septiembre de 1924 en Villa Viso,

Departamento de Pocho, en las sierras de Córdoba, Argentina. Su padre José Ildefonso Funes y su madre Martina Agüero. Sus hermanos: María Josefina, Magdalena, Virgilio, Alfredo, Nelly, Mario, Dolly.

De Villa Viso la familia Funes se trasladó a Salsacate, siempre en las sierras cordobesas. A la edad de 21 años, Arminda se trasladó a vivir a la ciudad de Córdoba. Atrás quedaba el hogar patriarcal y las privaciones propias de la vida del campo; en la Docta –segunda ciudad de Argentina, importante centro industrial, político y cultural– tuvo la oportunidad de continuar sus estudios y trabajar.

Leer más...

Aniversario de la muerte de Ramón Amaya Amador

Cruz donde se accidentó el vuelo 101

El 24 de noviembre de 1966, a las 9:38 a.m, hora de Honduras, murió Ramón Amaya Amador en un accidente de aviación en Bratistalva, Checoslovaquia.

El autor de Prisión Verde regresaba de participar en el Congreso del Partido Comunista de Bulgaria en Sofía.

Tenía 50 años.

Leer más...

Ramón Amaya Amador

Ramon Amaya AmadorAmaya Amador es uno de los más importantes escritores de Honduras. Plasmó en sus novelas los grandes conflictos de su época, así como su absoluta solidaridad e identificación con los intereses de los más pobres de su tierra. Actitud que le acarreó, tanto al escritor como a sus obras, la persecución por parte de gobiernos y empresas bananeras no sólo durante la mayor parte de su vida sino también después de muerto.

Su producción literaria incluye más de treinta obras entre novelas, cuentos, ensayos, poesía y teatro. Varias de las cuales han sido traducidas al alemán, checoslovaco, chino, ruso y recientemente al inglés.

Sus novelas Prisión Verde, Cipotes, Los Brujos de Ilamatepeque y Jacienta Peralta, son los libros más leídos de Honduras. Mientras que Destacamento Rojo es fuente permanente de consulta de reconocidos historiadores hondureños.

Leer más...

Esbozo Biográfico por Carlos Amaya Fúnez

Amaya Amador en su juventudRamón Amaya Amador nació en Olanchito, departamento de Yoro, el 29 de abril de 1916, siendo sus padres Isabel Amaya y Guillermo R. Amador.

Después de trabajar como peón en los campos bananeros de la costa norte inició su carrera de cuentista y su narración "La nochebuena del campeño Juan Blas" salió a luz pública en el número 15 de la revista ANC, órgano de la Asociación Nacional de Cronistas, editada en Tegucigalpa y correspondiente al 31 de diciembre de 1939.

Ramón Amaya Amador, narrador y periodista, es uno de los más prolíficos escritores del país y quien tiene más obras publicadas: Prisión Verde, Amanecer, El Señor de la Sierra, Los brujos de Ilamatepeque, Constructores, Destacamento Rojo, Operación Gorila, Cipotes, Con la misma herradura, Bajo el signo de la paz, El camino de mayo, Jacinta Peralta, Cuentos Completos y Biografía de un machete permaneciendo inéditos casi veinte libros más.

Leer más...

Esbozo Biográfico por Longino Becerra

por Longino Becerra (Esbozo biográfico incluído en el Prólogo de Prisión Verde)

Longino Becerra

Ramón Amaya Amador fue un novelista nato. Concebía con una gran facilidad el argumento, el plan y los episodios fundamentales de sus obras. Asimismo, el trabajo de redacción, que para muchos escritores es una tarea laboriosa y de grandes esfuerzos, no le ofrecía mayores dificultades, pues Ramón Amaya Amador redactaba a chorros. Su técnica era la siguiente: primero preparaba un esquema general de la obra, luego escribía a mano, en un cuaderno, los capítulos de la misma. El manuscrito obtenido de esta manera era pasado a máquina por el autor y, para diferenciarlo de nuevas versiones, se cuidaba de escribir en él la siguiente frase: “Primer Bosquejo”. El texto mecanografiado era sometido a una revisión completa y pasado nuevamente en limpio para enviarlo a la imprenta. Este trabajo le consumía al novelista de tres a cuatro meses, por lo cual durante la última etapa de su actividad, Ramón Amaya Amador escribió hasta tres novelas por año. Sus obras póstumas suman aproximadamente unas cinco mil páginas en total, las que incluyen no menos de veinte títulos, entre novelas, cuentos, obras de teatro, diarios personales y hasta poesías.

Leer más...

Ramón Amaya Amador a través del lente intelectual de Dionisio Romero Narváez

(Versión leída por su autor en la Tenida Literaria del 25 de febrero de 1967)

dionisio narvaez

El Bloque de Prensa y un Grupo de Intelectuales de esta ciudad, se propuso llevar a efecto una TENIDA LITERARIA con ocasión del Primer Aniversario del fallecimiento del distinguido Pensador Nacional, Licenciado don Céleo Murillo Soto.

A este efecto y con ocasión de llevar a la práctica tan hermosa idealidad, nos reunimos el 13 de febrero próximo pasado, y de esta reunión, surgió la idea de incorporar en el Homenaje consagratorio las Personalidades del Novelista Ramón Amaya Amador y del Poeta Jacobo Cárcamo, todos ellos valores excelsos de esta comunidad.

La Tenida Literaria se llevó a cabo en la noche del 25 del mencionado mes de febrero, en el amplio salón Lux, con una asistencia completa y con los contarnos agradables de un hecho inusitado y grandioso.

Leer más...

Ramón Amaya Amador, vida y obra por Max Sorto Batres

Mesa de trabajo de Amaya Amador en OlanchitoEnsayo Biográfico Max Sorto Batres

Paisaje ambiental

Transcurría el año de 1916. Una distancia que se alarga en la cinta del tiempo. Olanchito es apenas un villorrio, con pretensiones de municipio y hoy en día con pretensiones de ciudad. Alcalde en esa época era el ciudadano don Enrique Posas, persona honorable entendida en preparar medicamentos y atender enfermos, pues escaseaban los médicos. Se recuerda únicamente al doctor Eduardo A. Gross, de nacionalidad alemana, casado con la señora Gertrudis Reyes, hermana del profesor Donaciano Reyes Posas.

El doctor Gross vivió en la casa de doña Joaquina viuda de Soto, frente al parque Morazán; allí tenía su consultorio y una pequeña farmacia. Después se instaló otro puesto de medicinas que luego se convertiría en la que hoy conocemos como Farmacia Honduras, propiedad del Dr. Jaime Ramírez Quesada. Los medicamentos, envasados en botellas, los preparaban los boticarios.

Leer más...

English French German Italian Portuguese Russian