Extractos

Extractos

Cápitulos de los diferentes títulos de Ramón Amaya Amador.

Cipotes

1

 - ¡Ahora a la panza, Pachán!

- ¡Otro sopapo a la trompa, Folofo!

- ¡Metele las patas, inútil!

- ¡Tan grandote, Pachán, y tan la reata!

- ¡Noquealo, Folofo! ¿Qué esperás, majadero?

Son gritos acompañados de expresivos gestos de los muchachos lustrabotas que, haciendo rueda, presencian y animan a dos chicos empeñados en brava y dura pelea a puñetazos, puntapiés y mordiscos.

Prisión Verde

1

En la oficina de la Superintendencia, tras un escritorio de caoba, sobre el cual estaban esparcidos numerosos documentos y croquis, míster Still observaba con su mirada azul profundo, ora a uno, ora a otro de los hombres que, frente a él, ocupando sillones grises, sostenían entre sí una acalorada discusión. Diríase que el rostro de míster Still era de cedro y su cabello, oro puro del Guayape; inmediatamente se reconocía en él, al hombre de energía ilimitada, severo y autoritario, habituado a ordenar y dirigir.

Las violetas del hambre

Como de hierro oxidado

Lucas Reyes a los catorce años salió de la escuela primaria con notas de sobresaliente, mucha fama como futbolista en el equipo escolar, con un metro setenta de estatura y sin ninguna perspectiva para seguir estudios de secundaria o pasar a la Escuela Normal y hacerse maestro. Con el producto del trabajo de su madre en una fábrica textil no podría sostener los estudios de su único hijo y cuyo padre había muerto años antes cuando Lucas estaba muy pequeño. Como solución inmediata y por consejo del director de la escuela, Lucas obtuvo al año siguiente una plaza de maestro en la escuela rural de la aldea de Miraflores, a unos sesenta kilómetros de la ciudad, al pie de las montañas de Sulaco.

El camino de mayo

Extracto

¿Qué significación histórica tiene Mayo para el pueblo hon­dureño? ¿Es sólo trascendente por la fiesta del Día Internacional de lucha de los trabajadores del mundo en la que levantando su puño constructor saludan a sus hermanos de clase con la voz del internacionalismo proletario? ¿Por qué nos emociona el recuerdo de los hechos sublimes del pueblo trabajador que en la costa norte de Honduras se incorporaron en 1954 desde una posición humi­llante de esclavos hasta su sitio de hombres libres y conscientes? ¿Qué encontramos nosotros en el camino que comenzó en Mayo y se distiende ascendente hacia el futuro?