Noticias
fShare
0
Pin It

Y finalmente -después de 46 años- Francisco Morazán llegó a San Pedro Sula de la mano de Ramón Amaya Amador.

En el tropical ambiente del Museo de Antropología e Historia de San Pedro Sula, se presentó el pasado 4 de diciembre del 2012, la inédita Morazaneida, obra cumbre de Ramón Amaya Amador, terminada por el escritor quince días antes de su fallecimiento en un accidente aéreo en Bratislava, Checoslovaquia.

El evento organizado pór La Ecológica y la Editorial Ramón Amaya Amador, con el apoyo de numerosos amigos, contó con la participación del padre Ismael Moreno y de Carlos Amaya Fúnez, hijo del escritor.

En esta oportunidad se puso al alcance del lector el primer tomo de la Morazaneida titulado Los rebeldes de la villa de San Miguel. Ambientado entre la Navidad de 1811 y la Navidad de 1825, narra la juventud de Francisco Morazán Quesada -el futuro Paladían de la Federación Centroaméricana- en el ambiente de lucha independentista que cruzaba todo el continente americano.

Ramón Amaya Amador no se limita a narrar los hechos históricos del período, sino que nos presenta al jóven Morazán, de carne y hueso, con sus aspiraciones y anhelos y el amor por Josefa Lastiri.

Carlos Amaya hizo un recuento de la historia de la novela, desde el momento en que Ramón Amaya Amador se propuso escribirla, a inicios de 1964, labor que le llevó dos años, hasta su publicación final en el 2012.

Cuarenta y seis años de espera, de proyectos fracasados, de dificultades económicas; y finalmente de la salida a la luz, gracias al apoyo del COLPROSUMAH presidido por Edwin Oliva, al STIBYS presidido por Carlos H. Reyes y a HONDUPALMA, Angel Eduardo Hernández; quienes patrocinaron la publicación.

Ismael Moreno destacó el hecho que "Ramón Amaya Amador no deja nunca de sorprender con su construcción literaria", logrando generar con la lectura de Los rebeldes... una gran experiencia política, humana, patriótica y literaria del que nadie puede prescindir.